A veces, lo que pudiera parecer una rareza, algo impuro, no es sino una belleza diferente, que no sabemos aceptar. Al menos no por el momento.

lunes, 23 de julio de 2012

I may regret the way we ended, but I will never regret what we had.

Aún recuerdo la primera vez que me dijiste ' te quiero '. Fue después del beso más bonito que me han dado nunca. Todavía al pensarlo siento escalofríos. 
En realidad recuerdo cada detalle de nuestra historia. Una historia que fue de película mientras duró. 
Una historia que me enamoró hasta tal punto, me hizo sentir tan sumamente feliz durante esos meses. Olvidarme del resto del mundo, y que no me importara nada. Para mí sólo existías tú, y para ti sólo existía yo. Al menos al principio. 
Hoy, ahora que todo se ha acabado - y de la peor forma posible - la cantidad de información que tengo sobre ti, sobre tu vida, sobre tu persona, cambian un poco todo. Cosas que nunca me contaste, o que me contaste sólo a medias. Cosas que me contó la gente y que nunca quise escuchar ni entender. 
Esa clase de cosas que ahora me hacen dudar de si todo lo que ocurrió fue de verdad. Si las palabras que me decías, las sonrisas que me dedicabas y los sentimientos que decías sentir eran ciertos. 
Y duele, duele mucho pensar que fui - y sigo siendo - una tonta enamorada que no se daba cuenta de nada, de que para ti todo era un juego más. 
A veces miro los mensajes que me mandabas, cosa que no debería hacer. Porque entonces todo lo que había conseguido hasta ese punto desaparece, me vuelvo a enamorar de ti como lo hice en el momento en el que leí esas cosas. Porque hacías que me enamorara cada día un poco más de ti, y todavía a veces lo consigues. 
Pienso que tal vez para ti fue igual durante un tiempo, y eso me saca una sonrisa. 


Y aunque ahora sé todo lo que escondías, y no sé si de verdad me quisiste alguna vez, lo cierto es que yo nunca, desde ese primer te quiero, te he dejado de querer. 


#walkingdisaster

No hay comentarios:

Publicar un comentario