A veces, lo que pudiera parecer una rareza, algo impuro, no es sino una belleza diferente, que no sabemos aceptar. Al menos no por el momento.

lunes, 25 de junio de 2012

memories.

La vida se resume en momentos que poco a poco se van convirtiendo en una colección de recuerdos.
Cuando conoces a alguien y pasas mucho tiempo con esa persona, las cosas que haces, que ves o que piensas acaban por recordarte a ella de una forma u otra. 
Cuando te enamoras es algo inevitable, ya que no es solo que pases mucho tiempo con esa persona, si no que tu mundo gira y se concentra a su alrededor
En realidad si las cosas salen bien, todo lo que haces y te recuerda a esa persona te saca una sonrisa. Pero eso el amor nos produce un estado de felicidad inconsciente. 
Pero si las cosas no salen bien resulta terriblemente doloroso, porque de pronto cada cosa que te hacía sonreír al recordar a esa persona que le ha robado el protagonismo al resto del mundo se convierte en una tortura para nuestro corazón. 
Supongo que, de todas formas, no hay que preocuparse. Vivirás nuevos momentos y crearás nuevos recuerdos que sustituyan los anteriores. Conocerás más gente, y te pasarás el día con ella. Te enamorarás de nuevo y todo te recordará a esa nueva persona. 
Los viejos recuerdos seguirán ahí para siempre, pero el mecanismo que acciona la parte de tu mente que hace que te acuerdes cada vez será más puntual, con cosas más concretas y en momentos muy escasos. Y en ese caso, al recordar los momentos buenos pasados junto a esa persona que amabas, sólo podrás sonreir. A pesar de todo el dolor sufrido antes.


Es sólo cuestión de tiempo que todo pase. Y la duración de este dependerá tanto de la intensidad del amor que sentías como de la determinación por olvidarlo.
La vida es una colección de recuerdos, pero eres tú el que elige cómo y cuales recordar. 




#walkingdisaster

No hay comentarios:

Publicar un comentario