A veces, lo que pudiera parecer una rareza, algo impuro, no es sino una belleza diferente, que no sabemos aceptar. Al menos no por el momento.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

2 días para el fin del mundo, 12 días para el fin del año.


Siempre me ha encantado escribir este tipo de cosas, para recordar todos los momentos vividos en cierto momento cuando lo leo mucho más tarde. Y este año en especial creo que se lo merece.
Para mi sobre todo, ha sido un año muy extraño, un año de cambios. He pasado momentos malos, momentos muy malos, momentos buenos, pero sobre todo momentos muy buenos. Y lo he hecho con tal cantidad de gente que se me hace imposible mencionarlos a todos.
El año empezaba con el final de algo muy importante para mi, pero con los carnavales llegó un nuevo comienzo. El comienzo de lo que me ha hecho vivir los mejores momentos de este año, y de lo que más problemas me ha causado también. Por supuesto, aunque los momentos buenos duraron poco, la intensidad de estos fue lo suficientemente alta como para que los malos se alargaran el resto del año, desencadenando la mayoría de cambios y problemas que he tenido a lo largo de este.
Pero no sólo trajo consigo cosas malas, también trajo cosas buenas. Las mejores, las personas que estuvieron allí para apoyarme cuando peor me sentía, para sacarme una sonrisa. Personas que en cuestión de meses se han hecho un hueco enorme en mi corazón y que, aunque parezca lo contrario, se quedarán ahí para siempre.
Además, hizo que las ganas de empezar las vacaciones hicieran un verano de locuras inimaginables (de las cuales destaco, evidentemente, el viaje a la playa por encima de todas las demás), de conocer personas, de enamorarse y desenamorarse cada día.  Y sobre todo de tener ganas e ilusión otra vez.
El verano terminó, y como todo, con la vuelta a la rutina volvieron las cosas malas. Todos los problemas olvidados en verano, y unos cuantos más que supusieron reducir la ilusión a cero una vez más, y aumentar las ganas de matar a más de mil.
Fiestas desastrosas y que supusieron derramar muchas lágrimas en vano, y con cada final, una vez más, un comienzo. Esta vez algo caótico, lleno de dudas, de dilemas, de problemas morales sobre todo. Todo acompañado de un estrés y un agobio por los examenes elevado a cien, de horas sin dormir y de eternas tardes de estudio que te impedían pensar en otra cosa que no fueran las características de la escultura griega, el pensamiento aristotélico, la forma de resolver ecuaciones lineales o las mil regencias de Isabel II.
Y a pesar de todo,  una vez más aparecieron esas personas capaces de sacarte una sonrisa con las locuras más descabelladas, esas personas que me han escuchado y han estado ahí para darme fuerzas.
Y con este último mes, el final del año, ha empezado una vez más algo especial. Contador de ilusiones dispuesto a subir, y ganas de matar practicamente neutralizadas.


Este 2012 ha estado repleto de finales, y con cada uno unas personas que estuvieron ahí para ayudarme a comenzar de nuevo, con más ganas que la vez anterior. Sólo espero que este final de año suponga exactamente lo mismo: el comienzo de uno nuevo mucho mejor que el anterior, cargado de ilusiones y ganas de empezar a vivir tantas experiencias como este.


#WalkingDisaster

lunes, 22 de octubre de 2012

I'm trying to let you know that i'm better off on my own.

Durante el último mes y medio he tenido la felicidad al alcance de mi mano. No sólo eso, he tenido la posibilidad de ser feliz no sólo ahora, si no durante un largo futuro.
Y ahora he mandado todo a la mierda, he renunciado a toda esa felicidad, y lo peor de todo, le he robado la misma posibilidad, ese derecho de ser feliz, a otra persona.

¿Qué te impide tomar algo así, aceptarlo sin más, ser feliz sin preocupaciones?
Dante decía ''No hay mayor dolor que el infortunio de recordar tiempos felices''. 
Supongo que es este recuerdo, esta felicidad de tiempos pasados, lo que me lo ha impedido. O más que eso, es la imposibilidad de volver a sentir la felicidad al mismo nivel que la sentí entonces. En mi caso esa felicidad venía ligada a un amor, que aunque sé que no fue del todo real, aunque sé que nunca volverá, sigue estando presente día a día.
En un intento de acabar con cualquier resto de este amor, me equivoqué, y arrastré conmigo a personas que no se lo merecían. A personas que me ofrecieron un amor que yo sentía por otros, que me dieron la posibilidad de olvidar, de sentirme la persona más afortunada del mundo. Y hoy lo siento, y una vez más, me gustaría pedir perdón por todo el daño causado. No sé cuantas veces lo he hecho ya, pero nunca serán suficientes.

A veces olvidar no es suficiente. A veces lo de que un clavo saca a otro clavo no se cumple. A veces lo mejor que puedes hacer es estar sólo, para no arrastrar a nadie contigo al abismo, para que el castigo por cometer la tremenda estupidez de enamorarte sea justo.

Sum 41, una vez más, la banda sonora de mi vida.

#walkingdisaster

lunes, 15 de octubre de 2012

¿Cuando llega la inspiración de un escritor?


“Me dije que uno escribe siempre sobre el cuerpo muerto del mundo, y también sobre el cuerpo muerto del amor. Que es en los estados de ausencia donde se hunde el escrito, no para reemplazar nada de lo que ha sido vivido o supuestamente ha sido, sino para
consignar el desierto dejado por ello.” - Marguerite Dumas. 

domingo, 14 de octubre de 2012

Cosa de dos.

"Nada cierto, nada nuevo, nada más que lo que quieras escuchar. En un pequeño instante, en un momento de debilidad. El mismo error constante, un paso adelante y dos atrás, la misma piedra en un camino del que no veo el final. 
Mientras seguimos como ayer, huyendo de una realidad a la que no le caigo bien o es ella la que me cae mal, riendo para olvidar, llorando por necesidad. Y aunque no te quise mentir, tampoco dije la verdad. 
Nada cierto, nada nuevo, nada más que lo que quieras ocultar tras una mascara que no me deja ver lo que hay detrás. Lo que daría por entrar en tu cabeza una vez más para saber que nos paso, para saber lo que hice mal. 
Tal vez me sobra el dolor, me falta el valor, para decirte adiós. Y sigo alzando la voz, cantando la misma canción que un día me hizo pensar que el amor era cosa de dos. Era cosa de dos."


jueves, 20 de septiembre de 2012

People cry, not because they're weak. It's because they've been strong for too long.

A veces lo único que necesitas es llorar. Llorar por nada, sin ninguna razón, por una tontería. Emocionarte con una canción, un libro, una película... y llorar. Necesitas canalizar todos tus sentimientos, ajenos a todas esas cosas que te emocionan, para desahogarte. Necesitas buscar otras salidas para llorar, porque el cupo de lágrimas que podías gastar en lo que realmente te duele se ha agotado. 
Has llorado tanto por todo lo que te hace daño, todo lo que has perdido, que simplemente ya no puedes llorar más. Porque llega un momento en el que te prometes a ti mismo que vas a ser fuerte y no vas a llorar por eso. Que vas a superarlo. 
Pero hay días que no puedes más, la vida te puede, pero tu orgullo es más fuerte que tus ganas de llorar y te impide hacerlo. Y la pena que sientes, sea por lo que sea, no puedes expresarla con nada. Las palabras se te quedan cortas, y sientes que nadie te va a entender. 
Y entonces encuentras eso, la melodía de una canción, una frase de un libro o tal vez una escena de una película que activa tus sentidos. Y no sabes por qué, pero te pones a llorar, como una magdalena. Tu orgullo te permite hacerlo porque técnicamente no estás rompiendo tu promesa contigo mismo, pero a través de esas lágrimas expulsas todo el daño que te han hecho, todo el dolor que tienes dentro. Y cuando terminas de llorar, cuando ya no te quedan lágrimas, te sientes mucho mejor. Y eso te da fuerza para comenzar de nuevo. 
No hay nada que exprese más, nada más sincero que una lágrima. 
When you try your best, but you don't succeed
W
hen you get what you want, but not what you need 
When you feel so tired, but you can't sleep 
Stuck in reverse 

When the tears come streaming down your face 
When you lose something you can't replace 
When you love someone, but it goes to waste 
Could it be worse? 

Lights will guide you home 
And ignite your bones 
And I will try to fix you 

And high up above or down below 
When you're too in love to let it go 
If you never try, then you'll never know 
Just what you're worth 

Lights will guide you home 
And ignite your bones 
And I will try to fix you 

Tears stream down your face 
When you lose something you cannot replace 
Tears stream down your face 
And I... 

Tears stream down your face 
I promise you that I'll learn from my mistakes 
Tears stream down your face 
And I... 

Lights will guide you home 
And ignite your bones 

And I will try to fix you 

#walkingdisaster

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Nadie me avisó de que quererte iba a doler tanto.

A veces se supone que has superado las cosas, has rehecho tu vida, has pasado página. Y estás completamente convencido de ello, ya no piensas en la otra persona, y quieres - o intentas querer- con todo tu corazón a la nueva persona que te ha ayudado a olvidar. 

Todo es genial hasta que le vuelves a ver. Entonces de pronto sus ojos, su sonrisa, sus gestos, todo en él te hace recordar. Sobre ti cae una oleada de recuerdos dolorosos. Dolorosos porque todos son felices. Recuerdas lo increiblemente feliz que fuiste con esa persona, y piensas que esa persona ahora te odia, que nada volverá a suceder nunca. Ni si quiera se llegará a acercar remotamente. 
O peor aún, cuando esa persona lo único que muestra es indiferencia. No hay nada más doloroso que la indiferencia. Cuando pasa a tu lado sin dirigirte la palabra, ni si quiera te mira por equivocación. Cuando se para a hablar con todo el mundo que está contigo, y tú para él es como si no existieras. 
Pensar que alguien que ha significado, y sigue significando tantísimo para ti te hace algo así... pensar que una persona para la que supuestamente lo has sido todo ni si quiera parece acordarse de todos los momentos que habéis vivido... te rompe el corazón. 

A mi todo me recuerda a él. Películas, canciones, grupos, libros, series, fotos, asignaturas, profesores, personas, frases sueltas, todo. Cada tontería que vivimos juntos vuelve a mi para torturarme una y otra vez. Y a veces me pregunto si a él le pasará lo mismo, si al menos recuerda alguna de esas tonterías conmigo. Me gustaría saber qué pasa por su cabeza cuando pasa por algún sitio en el que estábamos siempre, cuando alguien menciona mi nombre, cuando me ve aparecer. 

Es muy triste como acaban las cosas a veces. Pasó de no ser nadie a ser mi mundo, para poco después dejar de serlo todo para no ser absolutamente nada. Yo para él una completa desconocida, él para mi el amor de mi vida perdido. 
#walkingdisaster

martes, 11 de septiembre de 2012

Broken hearts parade.

Dicen que todo el mundo le rompe el corazón a alguien, y que a todo el mundo le rompen el corazón. 

Llega un momento en la vida en el que te han roto el corazón y tú no lo entiendes. No entiendes que algo en lo que tú habías dado lo mejor de ti, lo habías dado todo, no funcione. Que ese amor que sientes con tanta intensidad no sea recíproco. No entiendes por qué tú, que morirías y matarías por la otra persona, no recibes lo mismo. 
No entiendes las razones que te da, ni los motivos que le han llevado a hacer las cosas que te han hecho daño. 
Por más que te esfuerzas buscas la explicación, recorres tu mente en busca del momento en el que todo empezó a cambiar, el momento justo en el que tu Titanic se hundió en las oscuras aguas del Atlántico para no volver más que como un triste y doloroso recuerdo. 

Y lo peor, sin resultados. Porque tú estabas tan sumamente cegado por tu amor, que todo te parecía perfecto y no percibías cosas que tal vez, sólo tal vez, hubieran cambiado el curso de tu historia de haberte dado cuenta a tiempo. 
Y por todo esto, por no entender nada, sufres el doble que si pudieras entenderlo. 

Entonces, mucho tiempo después, llega el otro momento. El momento en el que eres tú el malo de la historia, cuando eres tú el que le rompes el corazón a alguien. Sabes que esa persona ha dado el cien por cien contigo, y que lo seguiría dando el resto de su vida si hiciera falta. Lo sabes porque lo ves en sus ojos, en la forma en que te mira, en su sonrisa cada vez que te ve aparecer.
Y como lo sabes entiendes lo difícil que es hacer algo así. Y mientras tú haces pedazos su corazón, el tuyo se desprende de una parte de él. 
A veces no puedes evitar hacer las cosas mal, o simplemente dejas de querer. Y cuando todo ha terminado tienes que romper tus promesas, ser cruel y hacer cosas que nunca te habrías planteado, sólo por el bien del otro. 

Y es entonces, sólo entonces, cuando lo entiendes todo. Estás en el papel de la persona que te dejó en la más absoluta oscuridad. Esa persona que para ti era la peor persona del mundo por hacerte eso mismo que le estás haciendo tú a otro. Y la entiendes, la perdonas, y por fin das el paso para olvidarla. Para sacarte esa astilla que se había quedado pinchada en tu dedo, para dejar de recordar ese barco hundido en las profundidades y empezar a recordar aquellos días en los que el barco navegaba en todo su esplendor sobre el océano. 

Y lo único que esperas es que llegue el día en el que la persona a la que estás hundiendo te entienda, te perdone, y te recuerde mientras fuiste la luz de sus días. 


#walkingdisaster

viernes, 10 de agosto de 2012

Esas cosas que piensas de vez en cuando.


 En realidad no debería quejarme cuando estoy perfectamente sana, tengo un techo donde dormir y comida a mano siempre que se me antoje. Cuando nadie de mi familia lo esta pasando mal y tengo un montón de amigos con los que pasar el rato siempre que me aburra. Ropa nueva cada cierto tiempo y cualquier chorrada que se me ocurra, permiso para viajar y salir de fiesta. Y una infinidad de cosas más, de las cuales sin la mayoría podría vivir perfectamente. 

Somos muy afortunados, y ni si quiera nos damos cuenta de ello. 
Y sin embargo, nos pasamos el día quejándonos sobre estupideces como que no nos compran algo que queremos, no nos dejan ir a tal sitio o un chico no nos hace caso mientras en muchas otras partes del mundo la gente esta muriendo de hambre, siendo sometida, explotada y asesinada. 
Pienso que si todos tuviéramos un poco más de humildad y prescindiéramos de todos los caprichos que tenemos, si todos viviéramos al mismo nivel, el mundo sería mejor. 
Lo extraño es que después de millones de años, y de todas las barbaridades que ha hecho el hombre a lo largo de la historia, seguimos sin aprender. Lo más importante sigue siendo el dinero, la posición social y esa cierta inmortalidad que nos da la fama. Las niñas quieren ser estrellas del pop y supermodelos anoréxicas y los niños futbolistas multimillonarios y engominados. 
Creéis que el mundo va mal por la crisis? Pues no señores. En mi opinión, el mundo siempre ha ido mal porque la avaricia, la estupidez y el orgullo del hombre es infinito. Siempre ha habido gente que se moría de hambre, dictaduras, guerras, asesinatos, corrupción, secuestros, robos y un largo etcétera que nunca hemos querido ver. Pero no, las cosas ahora van mal porque además de eso no hay dinero para ocupar tu mente en otras cosas y girar la cara hacia otro lado, como si contigo todas esas cosas no tuvieran nada que ver y tú tuvieras que resignarte a no hacer nada. 

Claro que es sólo mi opinión, y esto no va a cambiar el mundo. 


#WalkingDisaster

viernes, 27 de julio de 2012

La gente cree, piensa y supone. Lo malo es que ellos no son tú y no saben lo que estás sintiendo.

Que sí, joder. Que lo he hecho mal, que lo he hecho de pena. Que lo mío ni tiene nombre ni tiene perdón. Que decir lo siento no cambia nada, pero he pedido perdón mil veces, y lo seguiré pidiendo a pesar de estar ya perdonada. Eso sí, sólo a la persona que se lo merece. 


Al resto del mundo, que le jodan. No tenéis ni idea, de nada. No me conocéis, no sabéis como soy ni como era, ni si quiera podéis advertir como he cambiado. No sabéis qué me ha llevado a hacer las cosas que he hecho, ni cómo me he sentido al hacerlas. No sabéis nada, y por lo tanto no deberíais abrir la boca. No tenéis ningún derecho a juzgarme. 
La única persona que tenía derecho a hacerlo ya lo ha hecho, y la decisión que haya tomado es cosa suya. Que haya sido acertada o no es otra cosa. Y por si os sirve de algo, yo pienso que no ha elegido la adecuada, y por lo tanto si cambia de opinión en cualquier momento no me opondré ni le reprocharé nada en absoluto. 
A los demás, meteros en vuestras putas vidas o intentar poneros en mi lugar antes de nada. 


#WalkingDisaster.

lunes, 23 de julio de 2012

I may regret the way we ended, but I will never regret what we had.

Aún recuerdo la primera vez que me dijiste ' te quiero '. Fue después del beso más bonito que me han dado nunca. Todavía al pensarlo siento escalofríos. 
En realidad recuerdo cada detalle de nuestra historia. Una historia que fue de película mientras duró. 
Una historia que me enamoró hasta tal punto, me hizo sentir tan sumamente feliz durante esos meses. Olvidarme del resto del mundo, y que no me importara nada. Para mí sólo existías tú, y para ti sólo existía yo. Al menos al principio. 
Hoy, ahora que todo se ha acabado - y de la peor forma posible - la cantidad de información que tengo sobre ti, sobre tu vida, sobre tu persona, cambian un poco todo. Cosas que nunca me contaste, o que me contaste sólo a medias. Cosas que me contó la gente y que nunca quise escuchar ni entender. 
Esa clase de cosas que ahora me hacen dudar de si todo lo que ocurrió fue de verdad. Si las palabras que me decías, las sonrisas que me dedicabas y los sentimientos que decías sentir eran ciertos. 
Y duele, duele mucho pensar que fui - y sigo siendo - una tonta enamorada que no se daba cuenta de nada, de que para ti todo era un juego más. 
A veces miro los mensajes que me mandabas, cosa que no debería hacer. Porque entonces todo lo que había conseguido hasta ese punto desaparece, me vuelvo a enamorar de ti como lo hice en el momento en el que leí esas cosas. Porque hacías que me enamorara cada día un poco más de ti, y todavía a veces lo consigues. 
Pienso que tal vez para ti fue igual durante un tiempo, y eso me saca una sonrisa. 


Y aunque ahora sé todo lo que escondías, y no sé si de verdad me quisiste alguna vez, lo cierto es que yo nunca, desde ese primer te quiero, te he dejado de querer. 


#walkingdisaster

jueves, 19 de julio de 2012

Game over.

Te conocí, pasó una semana. Me besaste, y no había pasado otra y ya me tenías enamorada. Me hiciste pasar los mejores momento de mi vida, ser la persona más feliz del mundo, tocar el cielo con los dedos. Y luego qué? Se te acabó el amor? O las ganas de mentir?
El amor no se acaba, el amor existe desde el principio y hasta el final, o no existe nunca.
Y yo ya no sé si lo tuyo era amor o mentiras.
Pero sabes? Lo mío sí era amor, y lo sigue siendo.
Dicen que del amor al odio hay un paso, pero yo creo que hay una puerta. La puerta no se abre si uno de los dos no quiere, y tu la cruzaste una y otra vez para buscar a las otras. Y yo, con los ojos vendados te seguía esperando en mi lado de la puerta, incapaz de traspasarla. Esperando, siempre esperando, a que volviéras a por mi, a que te asomáras para preguntarme qué tal se me estaba haciendo la espera.

Pero mientras esperaba pasó mucha gente, gente que me quitó la venda de los ojos y me contó lo que hacías al otro lado de la puerta. Y cada vez más gente, y cada vez más cosas. Tus mentiras, descubiertas. Qué gracioso, verdad?
Sigo en mi lado de la puerta, incapaz de cruzarla y odiarte. Pero ya no espero, porque me he cansado de esperar. No sé si volverás a por mi, pero ya no quiero que lo hagas. No quiero entrar y ser la siguiente. No quiero ser una más, y ya esta.

Al principio pensé que esto lo formaban dos personas, después descubrí la tercera y la cuarta. Y me di cuenta de que nunca fuimos dos. Fuimos tres, cuatro. Y quien sabe si tienes más escondidas por ahí.

Si no puedes con tu enemigo, únete a él. O eso dicen. Y puestos a elegir un bando, creo que he elegido el mejor.
El bando que me ha hecho cerrar la puerta contigo al otro lado, y echar el pestillo para que no puedas volver.
Se te ha acabado el juego, chaval. 

#Walkingdisaster.

jueves, 12 de julio de 2012

Queda demostrado una vez más que quien no arriesga no gana.


Y que nunca hay que dejar nada para el final. Que a veces esperas tanto que cuando te atreves a hacer algo es demasiado tarde. Que tienes que luchar por lo que quieres desde el principio.
Que siempre habrá piedras en el camino que te hagan caer. Que si te caes te haces heridas, y que las heridas duelen. Que el dolor te hace aprender, y que si aprendes las heridas curan.
Que las heridas curan sí, pero también dejan cicatrices.
Que las cicatrices no te dejan olvidar, y que si no olvidas donde caíste la primera vez, no volverás a caer.
Que a veces tienes tanto miedo a seguir andando por el camino para no caer, que no te das cuenta de esto.

Yo he tardado demasiado en ser valiente. Pero se ha acabado el tiempo y empieza la cuenta atrás. Ahora lo que pudo ser, ya nunca será. 
 #walkingdisaster

lunes, 25 de junio de 2012

memories.

La vida se resume en momentos que poco a poco se van convirtiendo en una colección de recuerdos.
Cuando conoces a alguien y pasas mucho tiempo con esa persona, las cosas que haces, que ves o que piensas acaban por recordarte a ella de una forma u otra. 
Cuando te enamoras es algo inevitable, ya que no es solo que pases mucho tiempo con esa persona, si no que tu mundo gira y se concentra a su alrededor
En realidad si las cosas salen bien, todo lo que haces y te recuerda a esa persona te saca una sonrisa. Pero eso el amor nos produce un estado de felicidad inconsciente. 
Pero si las cosas no salen bien resulta terriblemente doloroso, porque de pronto cada cosa que te hacía sonreír al recordar a esa persona que le ha robado el protagonismo al resto del mundo se convierte en una tortura para nuestro corazón. 
Supongo que, de todas formas, no hay que preocuparse. Vivirás nuevos momentos y crearás nuevos recuerdos que sustituyan los anteriores. Conocerás más gente, y te pasarás el día con ella. Te enamorarás de nuevo y todo te recordará a esa nueva persona. 
Los viejos recuerdos seguirán ahí para siempre, pero el mecanismo que acciona la parte de tu mente que hace que te acuerdes cada vez será más puntual, con cosas más concretas y en momentos muy escasos. Y en ese caso, al recordar los momentos buenos pasados junto a esa persona que amabas, sólo podrás sonreir. A pesar de todo el dolor sufrido antes.


Es sólo cuestión de tiempo que todo pase. Y la duración de este dependerá tanto de la intensidad del amor que sentías como de la determinación por olvidarlo.
La vida es una colección de recuerdos, pero eres tú el que elige cómo y cuales recordar. 




#walkingdisaster

viernes, 22 de junio de 2012

Dream on, dream until your dream come true.


Los sueños son lo único que nos queda. Son el único lugar que tenemos para ser totalmente libres, donde pase lo que pase podemos escondernos. Podemos aferrarnos a un sueño cuando la realidad es demasiado mala como para aceptarla. Es el único rincón de nosotros mismos donde no hay engaños, y las cosas se muestran tal y como las sentimos.


Los sueños pueden parecer imposibles, pero en realidad nada lo es.

A veces pasa que cuando sueñas algo muy muy fuerte, se cumple.
Y tal vez ese sueño dure poco tiempo, pero si has tenido la suficiente fuerza como para hacerlo real... ¿qué te va a impedir seguir soñando?

#walkingdisaster

martes, 19 de junio de 2012

Un clavo no saca a otro clavo.

Cuando te rompen el corazón, tienes dos opciones: deprimirte y hundirte, o seguir adelante.
Normalmente todo el mundo pasa por la primera y acaba consiguiendo la segunda. En parte lo que más ayuda a superarlo es encontrar a otra persona.
Alguien que te llene tanto como la primera, que compense los fallos de la anterior y te haga sentir tan especial como te hacía sentir la otra.
El problema viene cuando la primera persona ha sido tan especial, tan perfecta... que hasta todos esos errores los volverías a repetir con tal de que las cosas volvieran a ser como antes.
Entonces, aunque realmente la primera persona no haya sido tan perfecta como nuestra percepción de enamorados nos permite reconocer, nadie - y digo nadie - será capaz de sustituirla nunca.


Dicen que un clavo saca otro clavo. Pero es una gran mentira. 
Sobre todo cuando el primer clavo esta metido hasta el fondo en la madera. 


#walkingdisaster

miércoles, 13 de junio de 2012

You're my drug.


El amor es como una puta droga. Cuando empiezas todo es genial: sólo ves las cosas buenas, no tienes problemas. Y si los tienes, consigues la solución a todo. 


Pero cuando las cosas empiezan a ir mal todo es ligeramente distinto: 
Sabes que tienes que dejarlo, acabar con todo de raíz. Sabes que lo peor que puedes hacer es seguir enganchada, lo que más daño te va a hacer y te esta haciendo. Y sin embargo, no puedes. Lo necesitas, aunque te duela, lo necesitas como si de aire o agua se tratara. 


El problema del amor es que, como todas las drogas, tiene sus consecuencias. 

 #walkingdisaster

miércoles, 6 de junio de 2012

La memoria selectiva es un asco.

Te has ido tan rápido como llegaste. 
Pero el tiempo que pasamos juntos para mi siempre será perfecto. Nunca he pasado tan buenos momentos con alguien, ni he querido a alguien de esa forma. 
Y ahora, después de todo eso, intento engañarme a mi misma. Intento convencerme de que lo mejor, lo más sensato, sería dejarte ir sin más. 
Mi parte racional me dice que me aleje de ti lo máximo posible, y cuanto antes. 
Pero tampoco puedo dejar de justificar tus actos, tus reacciones, tus palabras. 
Supongo que ahí, justamente ahí, es donde entra la parte del corazón. 
Paso por alto esas cosas, excuso tus errores y justifico tus palabras por el simple hecho de que, aunque me hicieron sentir extremadamente mal, también hubo millones de momentos que me hicieron sentir extremadamente feliz. 
A veces - más bien con casi todo - no puedo evitar que las cosas me recuerden a ti. 
Una canción, un libro, una asignatura, una comida, una película, una persona... 
Todo me recuerda a ti. Las cosas que te gustaban, las cosas de las que hablamos, hasta las cosas que odiabas me recuerdan a ti. Tu forma de sonreír o el color de unos ojos verdes que encuentro por casualidad entre la gente. 
Todo en mi vida tiene una parte de ti. Las cosas que pienso y que me gustaría contarte, las horas sin hacer nada que pasaría hablando contigo, las tardes que estaríamos juntos. 
Olvidar es terriblemente dificil, aunque hayas pasado momentos malos. Porque nuestra mente tiende a seleccionar esos momentos y borrarlos, pero los buenos siempre estarán ahí.
 Por eso sé que a ti, por mucho tiempo que pase o por mucho que lo intente, nunca te olvidaré. 


#Awalkingdisaster

lunes, 7 de mayo de 2012

Somewhere over the rainbow...

 El otro día vi el arco iris más bonito que había visto nunca. Era fuerte, brillante, de mil colores...

Supongo que un arco iris es algo que solo admiramos cuando somos pequeños, y cuando te haces mayor te olvidas de esa ilusión que te producía verlos en el cielo. Tal vez es porque cuando somos pequeños no entendemos por qué sucede.
No entendemos que entre un cielo gris, triste y nublado pueda aparecer algo tan simple y bello, algo tan mágico, como un arco iris.
Algo que aparece en los peores días, cuando parece que el tiempo no puede ser peor. Allí esta, para demostrarnos que detrás de las nubes esta el sol, aunque no podamos verle.

Todavía no tengo claro si el arco iris que vi me pareció tan bonito porque realmente lo era, o porque estaba con él cuando lo descubrí en el cielo.
A lo mejor es exactamente eso: tal vez el amor sea como un arco iris, que aparece cuando menos te lo esperas, cuando más lo necesitas, cuando ya has perdido toda esperanza de que salga el sol.
 Es algo tan incomprensible como un arco iris. Algo que cuando eres pequeño no entiendes, y cuando eres mayor, aunque te lo explican, tampoco terminas de comprender por qué sucede.

Hay gente que nunca ha sentido el amor de verdad. Yo no sé si lo he llegado a sentir, pero si pudiera compararlo con algo, lo haría con algo tan mágico como un arco iris.


#walkingdisaster

jueves, 26 de abril de 2012

This could be so good again.

Supongo que siempre hay unos días mejores que otros. A veces no tienes razones para sonreir y simplemente no puedes evitarlo. Y otras veces no puedes hacerlo, por muchas razones que tengas.

Hay días buenos, y días malos. Y aunque ultimamente sólo son malos, no hay por qué preocuparse.
Todo se arreglará, y si no se arregla es porque no merecía la pena arreglarlo y no luchaste lo suficiente por ello.

this could be so good again
i'd wait here till then

#awalkingdisaster

sábado, 14 de abril de 2012

Hay días grises, y luego...

Hay días grises, y luego... luego están los días como hoy.


Puedes estar simplemente triste, o tener un mal día, estar enfadada con el mundo. Pero no, hoy es uno de esos días en los que hasta el clima se pone en tu contra.
Uno de esos días lluviosos, en los que si tu vida fuera una película, probablemente acabarías de dejar a tu novio o se acabaría de morir alguien.

Hoy es uno de esos días en los que las lagrimas estan dispuestas a salir en cualquier momento de tus ojos. No, en cualquier momento no, en el peor momento. 

Y el peor momento es cuando todo el mundo intenta convencerte de algo, y tú tienes demasiadas cosas que decir, pero no puedes. Porque si intentas hablar, abrir la boca, vas a estallar en lagrimas.
Y entonces, como no podía ser de otra forma, pasa. Explotas, no puedes más. Así de simple.

Y nadie sabe lo que te pasa, nadie se da cuenta de por qué estas así por muy obvio que sea. Lo atribuyen a las cosas más estúpidas, y no hacen más que preguntar. Pregunta todo el mundo, tus amigos, y los que no lo son. Gente a la que no le importa lo más mínimo tu vida, pero preguntan por el morbo de ver a alguien llorar de esa forma.
Tu sólo necesitas estar sola, hacerte invisible, llorar a gusto. En definitiva, que te dejen en paz. 
Necesitas un abrazo, y una sonrisa. Una sonrisa de alguien que no pregunte, que no sepa nada, y aún así te diga que todo va a salir bien. 


Awalkingdisaster#

martes, 20 de marzo de 2012

Leave the past in the past, gonna find the future.


Un día de pronto te pones a mirar hacía atrás, y te das cuenta de que el tiempo pasa a una velocidad alucinante.
Primero piensas en hace unos años, dos o tres atrás. Piensas en cómo eras, lo que pasaba por tu cabeza por aquel entonces, en los amigos que tenías, en qué hacías por las tardes, qué te gustaba ver en la tele.
Después piensas, de pronto, en como ha cambiado tu vida desde hace unos meses. Y piensas en quién eras, quién querías ser, quién era importante en tu vida y por qué.
Piensas en que eras feliz, o en que no lo eras.
Y luego, te sorprendes pensando en cosas que han pasado recientemente. Cosas que han vuelto a dar un giro a tu vida, de 180º.
Y te das cuenta de que la vida no cambia poco a poco, cambia de golpe.
Un día te despiertas sin imaginarte qué vas a conocer a alguien, o te va a ocurrir algo que va a marcarte para siempre... Y ese día, zas. Te acuestas pensando en esas horas que han pasado, apenas 24, que nunca volverán.
Nada volverá a ser igual que antes de que pasara eso, pero tampoco tu futuro sería igual si no hubiera pasado.
Pero, qué futuro? Igual que con el pasado, pensamos que el futuro es dentro de unos años, de unos meses. Imaginamos el futuro cuando estamos casados y con hijos, o cuando las arrugas marcan nuestro rostro. Pero el futuro esta mucho más cerca de lo que creemos. Esta después de leer estas líneas, está dentro de 5 minutos. Dentro de 5 minutos, cuando este mismo instante formará parte del pasado. De tu pasado.
Y nunca sabes lo que pasará, ni si quiera dentro de esos 5 minutos.
Y cuando eres realmente consciente de esto, sabes que tienes que aprovechar el presente, cada segundo que estas viviendo, al máximo.
Vivir por encima de todo, y de todos. Dejando atrás el pasado, y sin darle importancia a lo que pueda pasar más adelante.
Porque, de todas formas, no podrás hacer nada para cambiar lo que el destino tiene preparado para tu futuro.
Procrastination running circles in my head, 
While you sit there contemplating you’ll wind up left for dead, 
Life it’s what happens while you’re busy making your excuses.. 
Another day, another casualty, 
But that won’t happen to me! 


#walkingdisaster

lunes, 6 de febrero de 2012

Forever is just a lie.


Es que.. no puedo ! no puedo! Me enfada, me supera esto. Yo le quise. Y mucho. Claro que lo hice. Le quise y le quiero. Pero si simplemente ese sentimiento no es el mismo, no puedo hacerlo cambiar.
Y mira que me gustaría! Ojalá pudiera ir este fin de semana y decirle 'perdoname, olvidemos todo esto, sigamos como antes! '
PERO NO PUEDO.
Y es algo que no entiende.
Yo tambien lo estoy pasando mal. Claro que sí. Por mucho que hable de mil tios más... realmente son solo.. eso, excusas. Formas de mantener la cabeza ocupada, intentos de crear nuevas ilusiones en mi vida. Intentos de PASAR PÁGINA.
Y me duele hacerle todo esto, no creas que no. Me duele porque ha sido mucho para mí, lo ha sido todo. Yo estaba convencida de que iba a ser para siempre, de que era amor de verdad lo que sentía por él. Me duele que él no sea capaz de darse cuenta de que SE ACABÓ, Y NO VOLVERÁ !
JODER ! Pero qué puedo hacer? terminar de romperle el corazón diciendoselo a las claras? Destrozando cualquier esperanza que tenga de la forma más cruel del mundo? Alejandome de él, dejandole de hablar, de sonreir, de abrazar, de quedar con él, de preocuparme como lo estoy haciendo desde aquella noche en que lo dejamos ?
O peor aún, vuelvo con él.. le miento, me engaño a mi misma. Aunque sepa que nunca le querré como le quería, ni como quiero y siempre he querido al verdadero amor de mi vida, sólo porque él este bien ?
PUES NO. NO NO Y NO. ME NIEGO.
Tiene que pasar página de una puta vez, tiene que aceptar que sólo seremos amigos, y si no puede aceptarlo, tal vez sea mejor que no lo seamos más. Tiene que hacerlo. No puede anclarse en el tiempo que pasamos juntos.
Ni soy la chica de su vida, ni la chica perfecta, por mucho que diga.
NO .
DIOS.
AHG.
PFF.
Y lo peor.. lo peor.. es que ya no sé nada. No tengo ganas de nada, en serio. lo unico que sé es que tengo ganas de desaparecer.

#AwalkingDisaster

jueves, 2 de febrero de 2012

fall in love.



'tía, me he enamorado...'

Cuantas veces habré dicho eso a lo largo de mi vida, en el tiempo en el que conozco a cada una de mis amigas. Mil, mil veces y cada una con un tío distinto. Pero, y qué?
¿Y cuantas veces era de verdad? Una? Dos? tres como máximo? Nada que no fuera superable, de todas formas.

Y ahora, otra vez?... Nah, ni de coña. Ojalá, asi me olvidaba ya de una vez de todos los problemas.
Pero no puedo enamorarme de alguien que ni si quiera sabe que existo, que apenas se ha fijado en mí y ni si quiera se ha dado cuenta de que estaba ahí. De que le miraba, de que no era una mocosa más de primero.

Pero, sabeis qué? A LA MIERDA TODO!
Pienso hacer de todo por conseguir que sepa quien soy. CUALQ
UIER COSA!Y aprovechar la minima oportunidad!
Nada de vergüenzas, nada de ataduras. Simplemente quiero volver a sentir lo que sentí un día.

Quiero pasarme la tarde esperando a ver si su nombre aparece en la pantallita del ordenador para después tardar tres horas en decidir si hablarle o no. Quiero pasarme horas buscando temas de conversación absurdos. Quiero saludarle por los pasillos, quiero sentir ese escalofrío cada vez que sonría. Como lo siento ahora, pero cuando ESA SONRISA SEA PARA MI! Quiero mirar esos ojos verdes y perderme en ellos eternamente sin miedo!
Quiero morirme cada vez que pronuncie mi nombre, y estremecerme cada vez que nuestros brazos se rocen por casualidad. Quiero conocerle, saber que música le gusta y pasarme el día escuchando las canciones que me recuerden a él. Quiero que me ayude con las matemáticas porque a mi se me dan mal, quiero hacerme mil fotos estupidas con él. Quiero sacarle la lengua cuando me cruce con él y que él haga lo mismo. Quiero buscar escusas para tener su telefono, y otras mil para llamarle. Y morirme cuando me llame él a mi, y pasarme las horas muertas esperando a que lo haga. Quiero escribir su nombre por todos lados y de todas las maneras. Quiero escribir en mil colores, con mayusculas y bien grande QUE LE QUIERO!

Y lo voy a hacer, no lo dudes que lo conseguiré.
Aunque aún no sepa quien soy, aunque aún no este enamorada de él.

Sólo porque necesito sentirlo otra vez, sólo porque necesito olvidar este estupido sentimiento de culpabilidad. Sólo porque soy así, y si no es de él, ya me enamoraré del siguiente que pase.
Asi que, por lo menos, empezaré intentandolo por el chico con la sonrisa más bonita del instituto.

Awalkingdisaster#

jueves, 5 de enero de 2012

"Cathia tiene el culo mas bonito de Europa"

El rojo grafito resalta con toda su desfachatez sobre una columna del puente de la avenida de francia.
No muy lejos, un aguila real, esculpida hace ya mucho tiempo, ha visto sin duda al culpable pero no hablara nunca.
Un poco mas abajo, como un pequeño aguilucho protegido por aquellas rapaces zarpas de marmol, esta sentado el.
El pelo corto, casi al rape, a ras del peine y alto en el cuello como un marine, una cazadora Levi's oscura.
El cuello levantado, un Malboro en la boca, las Ray-Ban en los ojos. Tiene aire de duro, aunque no lo necesite. Una sonrisa preciosa, a pesar de que no sean muchos los que hayan tenido la suerte de poder apreciarla.
En el interior de un Mercedes 200, un dedo fino de uñas diminutas y mordidas da un ligero empujon al CD. Desde los altavoces laterales Pioneer la voz de un grupo de rock cobra vida de repente.
El coche se pone en marcha, arrastrado por la corriente. Ella querria saber "¿Donde esta el amor". Pero ¿Existe realmente?.[...]
El baja los escalones de Marmol, se arregla sus 501 y luego sube a la Honda Azul VF 750 Custom. Como por arte de magia, se encuentra entre los coches. Su Adidas derecha cambia las marchas, retiene o deja ir el motor que, potente, lo impulsa como una ola en el trafico.
El sol esta ascendiendo en el cielo, es una bonita mañana. Ella se dirige al colegio, el todavia no ha ido a dormir desde la noche anterior. Un dia cualquiera. Solo que ambos se encuentran en el semaforo.

Y por eso ese dia no sera como los demas...