A veces, lo que pudiera parecer una rareza, algo impuro, no es sino una belleza diferente, que no sabemos aceptar. Al menos no por el momento.

jueves, 3 de junio de 2010

A.

Disfrutaba con las pequeñas cosas absurdas de la vida. Como el olor de las arizonicas, la sonrisa tonta que se te pone en la cara cuando una margarita dice que 'te quiere', sentarse en silencio a tomar cereales, dibujar corazones por todas partes, escuchar musica y que todo te recuerde a alguien, meter la mano en un cesto de lentejas, tirar piedras al rio, pegar un saltito cuando una ola te pasa en el mar, el olor de las paginas de los libros, soñar despierta, la textura de las fotos antiguas...de las que se imprimian, comprarse unas gafas para ponerselas un dia, un buen croissant, el suave pelaje de un gato, o el sonido que hacen cuando ronronean, ver una pelicula y llorar, rodar por la hierba haciendo la croqueta, gritar corriendo mientras el aire te golpea la cara, tirarse de cabeza al agua, arrancar una a una las briznas de cesped, comprarse peces de colores en una bolsa de plastico, terminar un puzzle de muchas piezas y ver el final, reirse por nada y sonrojarse cuando te miran, el olor a churros por la mañana, los pajaros cantando, el color azul del cielo sobre el azul del mar, querer tocar las nuebes con la mano, sacarle la lengua a los niños pequeños, inventarte la vida de la gente con la que te cruzas, comprarse unas zapatillas nuevas y no quitarselas nunca, recortar fotos de las revistas, el sonido de la guitarra, ese cosquilleo que tienes cuando se te duermen los pies, imaginarte con los peinados de las revistas de las peluquerias y reirte a carcajadas,leer un poema, hacer una foto de un momento inolvidable...Disfrutaba de tantas cosas...pero ninguna de ellas le gustaba más que su sonrisa.

Little.

2 comentarios:

  1. Me encanta el final
    y la foto, por supuesto
    guapa!

    ResponderEliminar
  2. que bonito blog(L)
    pásate por el mío:
    tienestodoperoquieresmas.blogspot.com

    ResponderEliminar