A veces, lo que pudiera parecer una rareza, algo impuro, no es sino una belleza diferente, que no sabemos aceptar. Al menos no por el momento.

miércoles, 23 de junio de 2010

Espejos

Imaginemos que puedo observar mi existencia desde el otro lado de un muro, horadado mediante un ojo de buey; el cristal convexo que la separa de mi mirada produce una curiosa deformación, y todo se ofrece curvado y dilatado, prácticamente no puedo ver las cosas tal y como son, aunque la memoria ayuda un poco a recordar algunos detalles que me confirman la distorsión.

En esa extraña deformidad, las cosas resultan más henchidas de vida, más exultantes, más plenas. Y las personas que rondan en torno a mí, también más orondas de gozo.

Entonces caigo en que esa es también una realidad. No es que esas personas no sean en verdad tan felices, ni que esas cosas no sean en realidad tan fabulosas, pero es cierto que el cristal de mi mirada también contribuye a cómo son las cosas. Tanto les aporta color como una nueva forma, si es necesario.

Y es que tengo la mirada ilusionada, qué le vamos a hacer. Tú tienes buena parte de culpa en ello.

miércoles, 16 de junio de 2010

time-



Nadie hace caso del agua que va despues de la lluvia, cuando vuelve el sol.
Poco importa si sobre el agua hay lagrimas despues de haber llorado por amor, por dolor.
El agua se evapora y vuelve al aire y a nuestros pulmones,
respirando el viento que sentimos en la cara..
y las lagrimas vuelven a entrar a nosotros, como las cosas que hemos perdido.. pero nada se pierde en realidad.
Cada segundo que pasa, cada luna que surge, no hacen más que decirnos: VIVE!
Vive y ama lo que eres, como seas y por lo que seas!
Mira en lo alto hacia el cielo, cierra los ojos y no te canses nunca de soñar..
La vida es muy corta para no ser felices.. JUNTOS.

jueves, 3 de junio de 2010

A.

Disfrutaba con las pequeñas cosas absurdas de la vida. Como el olor de las arizonicas, la sonrisa tonta que se te pone en la cara cuando una margarita dice que 'te quiere', sentarse en silencio a tomar cereales, dibujar corazones por todas partes, escuchar musica y que todo te recuerde a alguien, meter la mano en un cesto de lentejas, tirar piedras al rio, pegar un saltito cuando una ola te pasa en el mar, el olor de las paginas de los libros, soñar despierta, la textura de las fotos antiguas...de las que se imprimian, comprarse unas gafas para ponerselas un dia, un buen croissant, el suave pelaje de un gato, o el sonido que hacen cuando ronronean, ver una pelicula y llorar, rodar por la hierba haciendo la croqueta, gritar corriendo mientras el aire te golpea la cara, tirarse de cabeza al agua, arrancar una a una las briznas de cesped, comprarse peces de colores en una bolsa de plastico, terminar un puzzle de muchas piezas y ver el final, reirse por nada y sonrojarse cuando te miran, el olor a churros por la mañana, los pajaros cantando, el color azul del cielo sobre el azul del mar, querer tocar las nuebes con la mano, sacarle la lengua a los niños pequeños, inventarte la vida de la gente con la que te cruzas, comprarse unas zapatillas nuevas y no quitarselas nunca, recortar fotos de las revistas, el sonido de la guitarra, ese cosquilleo que tienes cuando se te duermen los pies, imaginarte con los peinados de las revistas de las peluquerias y reirte a carcajadas,leer un poema, hacer una foto de un momento inolvidable...Disfrutaba de tantas cosas...pero ninguna de ellas le gustaba más que su sonrisa.

Little.

miércoles, 2 de junio de 2010

Dudas.



Te amaba. Sí, estaba convencida de que era AMAR.
Es dificil saber cuando se AMA, cuando se quiere mucho.. o cuando es simple cariño.
Supongo que eso solo se sabe cuando realmente lo haces.
Cuando intentas olvidar y no puedes. Y yo te amé. Muchisimo, hasta llorar.
O al menos eso creía.
A veces llega un punto en que te das cuenta de lo equivocado que estabas, que no era amar.
O sí lo era, tal vez lo fuera en su momento.

Pero de pronto dejas de hacerlo, por unas cosas y otras, o así de repente, sin razón alguna.
Y ese amor pasa sólo a ser cariño, amistad. Y quieres a esa persona, claro que la quieres.
Y por eso mismo SABES, tienes la verdadera certeza de que nunca podrás amarla tanto como ella a ti.