A veces, lo que pudiera parecer una rareza, algo impuro, no es sino una belleza diferente, que no sabemos aceptar. Al menos no por el momento.

lunes, 25 de enero de 2010

Sueños.


¿Qué ocurre cuando una persona te cuenta que ha soñado contigo, el mismo día que tu has soñado con ella? Quizás no deba considerarse un sueño, porque ha existido mas allá de los límites de nuestra cabeza, ha casi rozado la realidad desdibujandose un poco antes de que abrieramos los ojos. No sé, a veces no me atrevo a decirle a alguien que he soñado con él o ella. Pero quizá se este callando lo mismo y haya sido el travieso comité de los sueños siameses el que en el momento de perder la noción de la razón y a través de un estudio molecular de nuestros deseos ha sintonizado, a la vez, un mismo sueño para dos personas que tímidamente sueñan, lo que no se atreven a confesar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario